Mónsul

Mónsul

89,95 

Dice la Leyenda que Hércules, en su camino hacia el Estrecho de Gibraltar, recaló en una ensenada cerca de Cabo de Gata, para abrigarse de una tormenta que duraba ya días. Pidió a su padre Zeus, dios del cielo, que convirtiera las olas en piedra y la arena en almohada. Así podría permanecer en Mónsul, nombre que dio a aquella playa, recreándose en su dulce aroma de Almizcle, Rosa y Flor de Casis. El aroma de la brisa de la Cala de Mónsul.